viernes, 30 de enero de 2015

Poemas fugaces (Analizamos todo)


Analizamos todo

Los que fuimos aprendiendo, ejerciendo sin revolver,
Ahora analizamos todo; antes, sólo obedecer,
Éramos niños modelo, coeficientes excelentes,
Comíamos poco pan, porque empastamos los dientes. 

Con menos sabiduría, vemos que sois descendientes,
de hábitos, acciones locas, y precoces delincuentes,
que sin talento, os mandan a pegar al “burro” coces,
cuando el asno, si te impones, no se mueve ni oye voces.

Acabamos de probar, que no es ¿quién llegó el primero
para hacer dilapidar, nuestros fondos del dinero?
si no, que lo arregle usted, por representar al pueblo,
sabiendo bien ejercer, y no librando al ratero.

Explíquenos Señoría, desde  la Ley, ¿qué es “sablazo?
¡usted!, o paga, o lo encierro si es tonto y no puso el “cazo,
¡hay tantas estimaciones de lo que es ladrón o “caco!
Ladrón, pillín, financiero,  según el robo y el taco…

Me ha abierto usted estos ojos, que ciegos se me ponían,
viendo que, ni ley ni mando, al justo lo defendían,
volvamos al reglamento, a los que usted protegía,
gestionaban por la noche, y dormitaban de día.

martes, 27 de enero de 2015

Poemas fugaces (Testamentos)


Testamentos

Sobre la misma losa…¡incomprensible!
qué podemos decir de nuestros tiempos,
somos los restos, de un pasado invisible…
no hay nada que llorar, ¡estamos muertos!

Hemos caído en fango, y aún modestos….
sacamos la cabeza, a releer antiguos testamentos,
¡no puedo prometerte que lo hagamos,
porque los de ocios cultos, se van prestos!

Si analizar la causa es un precepto,
nadie se entretendrá con borregadas,
desde hoy ten bien medidas tus pisadas,
y si has de “comulgar”, digas ¡lo acepto!

Dicen: “Buenas son hostias, y ayuno es lo correcto”
que en otros tiempos, se colmó la cantera,
nadie pensaba en el cuento, de “La Lechera”,
yo seré esto, venderé, ganaré, será perfecto…

Se acabó ese soñar, llenar el cesto,
y luego susurrar, ¿qué mierda es esto?
aquí ¡se traga la piel y no se quita!
que todo lo que tomas, lleva agua bendita.

domingo, 25 de enero de 2015

Poemas fugaces (Vibraciones)


Vibraciones

Guerras encarnizadas, el mal han desatado,
lo bueno y malo, llevan los hombres al venir,
luego se saca afuera, se aprende a ser soldado,
esta vida te lleva, a vencer o morir.

Y posibilitados de armas, en paz o en guerra,
la idea blanca o negra, te obliga a combatir,
somos frentes de fuego, que se inclinan a tierra,
constantes vibraciones, nos incitan a herir.

Como “almas en pena”, en una engarra a muerte,
paz, guerra, has de elegir; ¡deja de sorprenderte!
¿Por qué te llaman Judas?, te dicen al pasar…
es porque están seguros, que les vas a entregar.

Tenemos entendido, que ya nos has vendido,
porque oímos, la bolsa de monedas sonar…..
la conciencia dañada, hoy desvela lo urdido,
en mis sueños percibo, campanas repicar.

No habrá de interesarnos, saber cómo le ha ido,
al que pisando fuerte, trajo inseguridad,
todo tuvo su tiempo, y la carne ha dolido,
mientras vivían los seres, rogando caridad.

viernes, 23 de enero de 2015

Poemas fugaces (La farsa)


La farsa

Las nubes están densas de un horizonte oscuro,
continúa la farsa, nos toca interpretar,
si yo no hice “teatro”, ¿dónde está el escenario?,
pero si huele a azufre… me tocará ensayar.

Te advierto, que si vienes a matar con tridente,
a mí me gusta el frente, fuego demoledor,
¡qué es eso, de que vienen las huestes a mandarte!
¿por qué al mirar las armas, sólo me das tambor?

Ahora que somos niños, con la mente fantástica,
sentados y riendo, frente a un ordenador,
se pasarán las horas; tendrás comida “plástica”,
y aquí, en tu propio mundo, recogerás dolor.

Hoy sobre las distancias, acercarse es muy duro,
a tientas, inseguros, no hay luz, está ese muro….
podemos tropezar; el globo se ha hecho un nudo,
y parece estallar la guerra, sin combate ¡difícil, no se pudo!

Desde las sensaciones, purgar otras acciones genera malestar,
si nadie ha hurtado nada, ¿por qué hemos de pagar?
mientras los que estafaron viven en la opulencia, otros, sin preparar,
amarrados a deudas ajenas, despilfarros, nos quieren obligar…

martes, 20 de enero de 2015

Poemas fugaces (Suerte)


Suerte

Especialmente hoy, voy a empezar de nuevo,
a comprobar qué son las cosas de la suerte,
no llegaré puntual, ni seré amable o elocuente,
ni siquiera usaré las formas o el cerebro.

Será porque he escuchado entre la gente,
parece que: ¡todos los tontos tienen suerte!
¿no quiere usted sumarse a la corriente?
o tal vez piensa: ¡yo valgo más soy autosuficiente!

Pero en la red los peces van cayendo…
y sube la marea, eso me consta,
pique o no el anzuelo, se está hundiendo,
la barca que se empeña, en esa apuesta.

Desorientados, confusos pasajeros,
los rescatados de la tragedia van saliendo…
pero ¿cómo podrán ir resistiendo
sin oxígeno y pan, igual que pordioseros?

Amigo, te lo dije: hay un agujero,
si no ¿por qué se va así tu dinero?
¿qué puedes hoy gastar si aún eso debes?
¡olvídate del ocio, si te atreves!

lunes, 19 de enero de 2015

Poemas fugaces (Selección y distancia)


Selección y distancia

Cuando un país se vence sumido en la derrota,
será que se ha dormido, “a la pámpana rota”
lo nuestro hemos dejado, por salvar otra pena,
por eso semejamos, placer de casa ajena.

La prepotencia crece como en una maleza,
saca la trilla y limpia, reconoce en franqueza,
que somos presuntuosos, y lo nuestro alabamos,
nos empuja el camino, por el que tropezamos.

El almacén de taras son obstáculos vivos,
enfrentan y separan, formando los escrúpulos,
selección y distancia, en círculos y grupos,
para enmarcar en todo, exclusivismos puros.

Desvían el futuro transformando razones,
Dominio de las masas sobre sus convicciones,
hace que lo sensato, parezca una rareza,
implantación de espacios, fomentando simpleza.

Ser útil y constante, acentúan firmeza,
generan testimonio, de una mente despierta,
para apagar el ansia, de imitar la torpeza,
analizad el fondo, de que ¡llegar ya cuesta!

viernes, 16 de enero de 2015

Poemas fugaces (Cerebros frágiles)


Cerebros frágiles

Se están abriendo las puertas nuevamente,
las que se cierran, cuando te muestras diferente,
eres mortal, y llevas gesto hiriente
acércate a este mundo más asiduamente.

No deberías pensar: ¡eso no es nada
la tempestad que a ti no te compete!
el individualismo fue lo conveniente,
pero en un colectivo es base errada.

Las exclusividades van atadas,
aún en la enfermedad son influyentes,
para quién si no, están las cosas dadas,
son grandes multitudes, grandes fuentes.

Las críticas existen y se extienden,
son amenazas para quienes no entienden,
ha de sentirse bien, quien bien comprende,
y devolver favor al que no ofende.

Somos cerebros frágiles, que optamos
al escaso saber que padecemos,
No aceptamos razón, y censuramos,
en vez de corregir, lo mal que hacemos.

domingo, 11 de enero de 2015

Poemas fugaces (Viviente realidad)


Viviente realidad

Solemnemente,
cual beso del adiós, que es tan temido,
en ese mismo instante de la muerte,
surgirá la conciencia en un gemido,
                                  ya será tarde, presente el olvido.                                                                                       
Sentido amor,
lo que fue un despertar indiferente,  
corazón que está dormido,
viviente realidad, hacerla frente
ya es camino perdido.

De aquellas voces nacen muchos ecos,
y más que llantos, suenan alaridos,
por un falso ideal fueron atados,
destruyendo  esperanza,
ambientes fríos.

Mermando vida en bienestar sumidos,
donde se deposita la confianza,
y la razón se pierde sin constancia,
así pasamos tiempos compungidos,
mezclando la ilusión, con la ignorancia.

miércoles, 7 de enero de 2015

Poemas fugaces (Cuando la luz avanza)


Cuando la luz avanza

¿Qué le supone al tiempo una razón,
en ese empuje humano donde exploras?
Es mucho más que un transitar de horas,
lo que le das y exige el corazón.

Reposas la mirada en ese manto,
donde todo se llena de respuesta,
confiando está el sentir en esa apuesta,
porque la voz, al fin, se torne canto…

Así, con convicción marca el camino
nuevas veredas de un pisar profundo,
donde reconocer cada segundo,
que cuenta la intención en el destino.

Tal es el transitar en los que ascienden
hay noche oscura, pero con estrellas,
cuando la luz avanza entrando en ellas
las mismas sombras, se dilatan y ceden.

Puedes modificar en las honduras
desde la misma esfera en la que habitas,
debes hallar la fuerza hacia esas miras,
donde el paisaje abierto necesitas.

Puedo abstraerme y contemplar,
quedarme y percibir en cada espora,
sobre mi piel sensible, nueva aurora
ir navegando en sueños, y llegar….

ESCRITO EN LA MIRADA

ESCRITO EN LA MIRADA