lunes, 27 de abril de 2015

Poemas fugaces (Escuché al corazón)


ESCUCHÉ AL CORAZÓN

Lo mismo siente el hombre, como el niño,
siendo la madre, la que se nos fuera, 
suele decirse así, de esa manera,
nada es igual, cuando se va el cariño.

Lloré de rabia, por no haber podido,
Salvarla con mi amor, de su dolencia,
ella también lloró, estando conmigo,
aguardando el final, con inocencia.

Con tal solemnidad, que soy testigo,
de su grandiosidad, donde bendigo,
la gran capacidad, de esa conciencia,
donde hay serenidad, y es evidencia.

Ya llegó la señal, de que no estaba,
un decir simplemente, ya se ha ido,
y escuché al corazón, ¡cómo lloraba!
alejado de amor, solo, perdido…

Busco en el hueco de ése, mi vacío,
”toda la identidad de mi vivencia
rota, sin más, me falta su presencia,
¡ella no ríe, cuando yo me río!

jueves, 23 de abril de 2015

Poemas fugaces (Sembradores)


SEMBRADORES

La suerte es el excedente, de las buenas obras largas,
si en vez de buenas son malas, su destino es abonarlas,
y son después de estas cosas, y de su fidelidad,
cuando empiezas a echar cuentas, de la suerte y su verdad,

Siempre estuve muy seguro, de que el que la hace la paga,
es una especie de daga, que actúa sobre el que lo haga,
largas son las penitencias, para el que pasa de todo,
sus carencias son ausencias, reseñadas a tal modo.

Quién, como el hombre que aprende observando, y no se aferra,
a nada, pues va quedando sin lugar, en esta tierra,
para qué las grandes formas, que acaparan la materia,
si sobre el tiempo se pierden, para quien las erigiera.

En cambio, feliz la estela que se expande, con la entrega,
es el esfuerzo constante, por allanar las maneras,
dando el matiz de templanza, cuando ves que desesperas,
y la certeza, de que hay respuestas, para quien brega.

Verán los justos, que fueron sembradores de semilla
fértil, y a la vez con brotes, por no ser tierra baldía,
acaudalados, pues llegan sus mieses de orilla a orilla,
¡que sean bienaventurados, los que sirvieron de guía!

miércoles, 22 de abril de 2015

Poemas fugaces (La esencia de los sueños)


LA ESENCIA DE LOS SUEÑOS

Es una de las vigilias, de la noche,
como la hierba que crece, en la mañana,
sientes vivir la vida, sin reproche,
sobre la esencia de los sueños, en tu entraña.

Y en esa calle de silencio, ellos auguran,
te retan desde símbolos, y callan,
mientras transitas, otra emoción se siente,
el cuerpo aguarda, y regresan los reflejos, a la mente.

En esa resonancia, de factores complejos,
se hallan los muebles viejos,
la ansiedad, los momentos, piden el renovar,
por ello imaginamos, creamos, antes de reparar.

Y, nos facultaremos por ver, si en realidades,
se observa anomalía, pues son ciencias palpables,
las que, a pesar de todo, tenemos que vivir,
y tras las soluciones, poder soñar, reír.

Acompáñame, al mundo de los sueños,
donde no existen, las distancia sin fin,
aquí en la tierra, nos merman los empeños,
y, ¿qué has vivido, dentro de ese confín?

lunes, 20 de abril de 2015

Poemas fugaces (Acontece)


ACONTECE

Tú mirabas la vida, de una manera ingenua,
no debes sentir pena, por haber sido así,
tal vez imaginabas, poder ver gente buena,
pero ella, se te muestra, con loco frenesí.

Acariciar los sueños, de pronto es un dilema,
se van de entre las manos, apenas contemplar,
de observarlo tan cerca, el horizonte quema,
hoy la mar está gruesa, se dispone a variar.

Se esconden en su manto, las piezas que lo albergan,
sienten hasta las piedras, el vacío al que van,
nada bueno acontece, en ese divagar…
nos ensimisma el rumbo, nos afecta el llegar…

¿Dónde queda el ser vivo, que se quiere asentar?
y lo vuelven errante, no alcanza el bienestar,
cómo será ese mundo, por el que hay que pasar,
sin llevar la memoria, para no porfiar.

¿De dónde crees que vienes, a dónde crees que vas?
a cumplir, sólo a eso, lo que te han de obligar,
no eres futuro próximo, en el presente estás,
el hombre, sobre el hombre, empieza a amenazar.

sábado, 18 de abril de 2015

Poemas fugaces (Secretos)


SECRETOS

Como gacela, pasa temerosa la vida
y es que, de lo que hacemos, ¿quién aprende u olvida?
nos detiene el proyecto, y a veces lo elimina,
el promotor del ocio, que hay al doblar la esquina.

Para salir al mundo, los hábitos se escudan,
paseamos secretos, intenciones que adulan,
y de regreso a casa, las mentes no maduran,
mañana, igual que siempre, las costumbres perduran.

Saluda y da las gracias, ¡qué niño tan dispuesto!
perdona, estoy soñando, ¿dónde he visto yo esto?
será que, mientras no haga ningún grosero gesto,
de burla o dé patadas, ya es bastante correcto.

Ya queda muy lejano, presenciar el respeto,
suena casi a pamplina, y a costumbrismo prieto,
ahora se afloja el trato, recibe otro concepto,
la basura trasciende, y se entierra el afecto.

Para dormir tranquilo, tú eres causa y efecto,
no busques más razones, ni más medicamento,
si hay que enmendar, coopera y sáltate el pretexto,
los sueños simbolizan parte, en un mundo muerto.

lunes, 13 de abril de 2015

Poemas fugaces (La esperanza)


LA ESPERANZA

Qué soledad tan grande, ha dejado su ausencia,
fijada en un ensamble, de historia con dolor,
yo soy nada a su paso, al recordar vivencia,
para seguir soñando, no me queda valor.

Se soltaron los lazos de la vida, y ¡qué queda,
para seguir soñando, sin poder estar ella!
han pasado secuencias, y tal vez ya no pueda,
suplantar la presencia, cambiarla por su estela.

Si dejas un vacío inmenso, ¿dónde miro,
para llenar la vida, de un mundo sin color? 
cómo saber si existo, si nada  más respiro…
al pensar que no llega, nunca ya su calor.

Sobrevolé al encuentro, de esa emoción que anida,
en los actos más puros, y tuve un corazón,
pero como en los sueños, la cualidad es tímida,
he jugado a encontrarte, y nunca hallé razón.

sábado, 11 de abril de 2015

Poemas fugaces (Mi corazón se ha ido)


MI CORAZÓN SE HA IDO

Se desafora el mundo, en sus funciones,
por indagar, quedó suelta la calma,
llevó la libertad de exceso, a errores,
falta identificar, si es piedra o alma.

Porque el hastío irrumpe, en su crudeza,
aparta la intención, y obra sin freno,
el todo está, y se puede hacer de lleno,
caracteriza al hombre, en su dureza.

Presiento ese aire triste, sin pasión ni sentido,
donde mueren las flores, el ave está sin nido,
apresado en el vuelo, cayendo hacia el vacío,
¡no me nombres la historia, cuando el presente es mío!

Lo he esperado tranquilo, como el que amansa y reza,
mi corazón se ha ido, tal vez ya no regresa,
qué más da si no vuelves, no siento tus latidos,
ahora parezco un ciego, prendido en mis sentidos.

Si aún imaginar puedo, mejor que estar perdido,
¡dónde querer mirar, con los ojos dormidos!
quien sus sueños no alcanza, es desfavorecido,
haz que valga la pena luchar, y conseguirlos.

sábado, 4 de abril de 2015

Poemas fugaces (Los Ídolos y su farsa)


LOS ÍDOLOS Y SU FARSA

El hombre trae la justicia,
por medio de su verdad,
la ley no espera deidad,
ni desmaya en su pericia.

Se cumplen cosas primeras,
las nuevas, se anunciarán,
antes que a la luz salieran,
sabrás que serán certeras.

Los ídolos y su farsa,
¡qué ha de venir, dadnos muestras,
alegad por vuestra causa,
y presentad vuestras pruebas!

Para que, en todo sepamos,
nuevas de lo de después,
que no sois dioses paganos,
y camináis con los pies.

Mostradnos vuestra enseñanza,
con la palabra expresada,
vuestras obras en holganza…
He aquí, vosotros sois nada.

miércoles, 1 de abril de 2015

Poemas fugaces (Los derechos)


LOS DERECHOS

Porque lo viví todo con gran fuerza, hoy me siento ofendido,
para llenar de oxígeno el cerebro, no rebasar fluido,
relaja mis sentidos el saber, que tus gusanos te devoran,
porque ya estás “podrido”,
Emperador o  monstruo, tus límites se acaban,
y el sueño se irá contigo.

Agonicé con tanta sangre fría, aún oigo los gemidos,
cuando sembrabas odio en las mareas,
sus seres extinguidos…
¡No irrumpas cuando escucho, el mágico sonido,
de la Naturaleza, tú que destruyes todo,
a ver si ya te has ido!

Hoy se sustraen países y ciudades, 
en combate pasivo,
ha comenzado el juego, de la invasión del siglo,
mientras los que se adueñan,
proyectan el derribo,
estrujando la deuda del honor, forman su colectivo.

ESCRITO EN LA MIRADA

ESCRITO EN LA MIRADA