lunes, 27 de abril de 2015

Poemas fugaces (Escuché al corazón)


ESCUCHÉ AL CORAZÓN

Lo mismo siente el hombre, como el niño,
siendo la madre, la que se nos fuera, 
suele decirse así, de esa manera,
nada es igual, cuando se va el cariño.

Lloré de rabia, por no haber podido,
Salvarla con mi amor, de su dolencia,
ella también lloró, estando conmigo,
aguardando el final, con inocencia.

Con tal solemnidad, que soy testigo,
de su grandiosidad, donde bendigo,
la gran capacidad, de esa conciencia,
donde hay serenidad, y es evidencia.

Ya llegó la señal, de que no estaba,
un decir simplemente, ya se ha ido,
y escuché al corazón, ¡cómo lloraba!
alejado de amor, solo, perdido…

Busco en el hueco de ése, mi vacío,
”toda la identidad de mi vivencia
rota, sin más, me falta su presencia,
¡ella no ríe, cuando yo me río!

ESCRITO EN LA MIRADA

ESCRITO EN LA MIRADA